sábado, 28 de noviembre de 2009

PELOS EN LA LENGUA

El era un tipo no se sabe si introvertido o enigmático; lo cierto es que cada vez que tenia algo para decir daba vueltas, rodeos que no conducían a ningún lado. Cuando alguien advertía que este señor le quería comunicar alguna cosa y lo indagaba al respecto, evadía la respuesta y se escapaba por la tangente con cualquier evasiva abstracta. Nadie en su entorno le tenia aprecio por tal motivo y hasta le temian.
Falleció sin causa aparente en completa soledad y al pr
acticarle la autopsia se develó el misterio: era un hombre con pelos en la lengua.



2 comentarios:

  1. Y eso es todo?, se sabe el porque de la anomalia?

    ResponderEliminar
  2. si porkeme corri en su boca

    ResponderEliminar