miércoles, 17 de noviembre de 2010

ENTRADA AL CIELO

A Genaro lo único que le importaba en la vida era no gastar el dinero para poder amarrocarlo; nunca se detuvo a pensar que San Pedro no cobra entrada ni tiene parcelas que se valorizan según su ubicación.



2 comentarios:

  1. uff que cierto! nadie tiene el cielo comprado ;)

    http://elrincondeltercerojo.blogspot.com/

    ResponderEliminar